Propiedades en Oportunidad
Propiedades en Venta
Propiedades en Renta

Obtener un Credito

Te presentamos información acerca de créditos hipotecarios e Infonavit

Es importante conocer la terminología que se utiliza en los contratos de crédito, antes de firmarlos, esto te ayudara en gran medida a comprender el contenido de los mismos, por ello te compartimos los términos que más se utilizan:

AFORO.

El monto máximo del crédito expresado en porcentaje, respecto del valor que resulte menor entre el avalúo del bien o bienes dados en garantía y el precio pactado en el contrato de compraventa de tales bienes.

COMISIÓN POR APERTURA.

Pago que se debe efectuar por el hecho de contratar un crédito. Es determinado como un porcentaje del monto del crédito y generalmente se trata de un pago único.

COSTO ANUAL TOTAL (CAT).

Valor expresado en porcentaje, de la totalidad de costos y gastos en que incurrirá el usuario por la contratación de un crédito con determinada institución. Este costo será mayor a la tasa de interés nominal que cobra el banco o la Sofol, ya que incluye:

– Intereses ordinarios.
– Comisión por apertura y/o administración.
– Primas de seguros
– Cobertura de crédito
– No incluye:
– Gastos notariales
– Impuestos por adquisición del inmueble o constitución de la garantía
– Costos por trámites y servicios prestados por terceros.

El CAT permite conocer a lo largo del tiempo qué crédito es más o menos caro en condiciones similares.

DENOMINACIÓN DEL CRÉDITO.

Unidad de valor en la que se otorgará el crédito: Pesos, Dólares, Unidades de Inversión (UDI’S).

ENGANCHE.

Desembolso inicial con el que se pretende asegurar una operación de compra-venta. Suele ser una proporción del valor del inmueble que va de un 10% al 35%.

ESCRITURACIÓN.

Importe de los pagos notariales, es decir por poner el inmueble a nombre de quien contrajo el crédito.

GASTOS DE AVALÚO.

Desembolso previo que debe efectuar el interesado en adquirir un bien inmueble, por concepto de honorarios de un perito valuador, quien determinará el valor físico, rentable y comercial del inmueble. El avalúo de un bien inmueble tiene un costo aproximadamente de entre 2 a 4 pesos por millar.

GASTOS DE INVESTIGACIÓN.

Importe correspondiente al costo de la investigación de datos generales y de antecedentes crediticios del solicitante.

GASTOS NOTARIALES.

Importe que se cubre al momento de la firma de la compraventa del inmueble. Incluye los honorarios del notario público que elabora la escritura, impuestos de adquisición, gestoría de certificados y gastos en el Registro Público de la Propiedad. Este importe depende del valor y el lugar donde se localiza el inmueble y suelen variar entre el 4% y el 9% del valor total de la propiedad.

MONTO FINANCIABLE.

Proporción del valor del inmueble que será financiada por la institución bancaria o Sofol seleccionada. Suele situarse entre el 65% y el 90% del valor del inmueble.

OFERTA VINCULANTE.

Es un documento que emite la institución en el que establece los términos y condiciones específicos mediante los cuales se obliga a otorgar al solicitante, por un determinado periodo de tiempo (vigencia de la oferta vinculante), el crédito para la vivienda.

OTROS GASTOS.

Abarcan, fundamentalmente la contratación del seguro de vida o invalidez permanente y del seguro de daños o incendios durante la vigencia del crédito. Se recomienda revisar si el crédito cuenta con seguro de desempleo.

PENALIZACIÓN POR PAGO ANTICIPADO.

Es la comisión que algunas instituciones cobran cuando se realiza anticipadamente el pago de alguna mensualidad o se liquida el crédito en su totalidad. Actualmente son muy pocas las instituciones que contemplan una penalización por pagos anticipados, la mayoría los acepta sin ninguna penalización.

PLAZO.

Número de años en los que se pagará el crédito. Suele ser entre 5 y 30 años.

PÓLIZA DE SEGURO COLECTIVO.

Documento en el que constan los derechos y las obligaciones de las partes contratantes. Esta forma parte integrante del contrato, así como sus condiciones generales, particulares y especiales, el cuestionario médico, los certificados individuales de seguros colectivos, los endosos, las solicitudes y cualquier otro formulario.

TASA DE INTERÉS.

Costo que tendrá el crédito, expresado en porcentaje.

TASA DE INTERÉS MORATORIA.

Cargo aplicado por la institución por concepto de pagos vencidos, esto es, cuando se atrasa en sus pagos. Se expresa en porcentaje.

TIPO DE INTERÉS.

Fijo, variable o mixto. En el caso de interés variable, la tasa fluctúa conforme al nivel general de las tasas de interés de referencia. Los créditos a tasa fija aplican una tasa constante a los saldos. Existen variantes: algunos aplican una tasa fija para los primeros años y otra para los restantes, mientras que en otros casos pagas montos diferentes durante el tiempo aun cuando la tasa sea igual.

VALOR DEL INMUEBLE.

Se refiere a su precio.

Los requisitos más comunes para obtener un crédito son los siguientes.

Del inmueble:

Copia del título de propiedad (escrituras) del inmueble que se va a adquirir, con datos de inscripción en el registro público de la propiedad.
Copia de la última boleta del predial debidamente pagada.
Copia de la última boleta del agua del inmueble debidamente pagada.
Avalúo, generalmente con antigüedad no mayor a tres meses. La institución financiera se encargará de definir al valuador del inmueble.
Copia de los planos arquitectónicos del inmueble a adquirir.
Fotografías de la fachada y de interiores del inmueble a adquirir.
Contrato de compra-venta del inmueble a adquirir, celebrado entre el solicitante y el propietario del inmueble.
En su caso: Copia del régimen y reglamento de condóminos “Indivisos”.
Para vivienda nueva: Escritura del terreno, Licencia de construcción y Aviso de terminación de obra.
Para vivienda usada: El inmueble puede tener como máximo 30 años de antigüedad.

Del solicitante:

Identificación oficial vigente.
Comprobante de domicilio.
Original del acta de nacimiento del solicitante y, en su caso, de la de matrimonio.
Carta del centro de trabajo con una vigencia mínima de tres meses en donde conste antigüedad, puesto, sueldo (periodo de pago) y prestaciones, así como el nombre, puesto y teléfono de la persona que suscribe la carta.
Recibos de pago/sueldo (últimos tres meses).
Declaración anual de ISR (en caso de que el solicitante no preste sus servicios de manera personal y subordinada).
Estados de cuenta de chequeras o de inversiones (últimos tres meses).
El enganche correspondiente debe estar comprobable en una cuenta bancaria.
Que su edad no pase de 70 años al haber terminado el plazo del crédito.
Si el solicitante es extranjero: la forma de migración, FM2 vigente.
En caso de que el inmueble a adquirir se encuentre gravado: último recibo de pago de la deuda que originó el gravamen, Instrucciones de cancelación del gravamen.

Las razones más comunes para la no autorización de la solicitud de crédito son:

El solicitante tiene demandas bancarias (reporte negativo ante el Buró de Crédito, www.burodecredito.com.mx).
El solicitante tiene desfavorable experiencia crediticia.
Que la actividad laboral del solicitante sea de alto riesgo (bomberos, policías, entre otros).
El solicitante tiene y/o padece enfermedades que le imposibiliten trabajar o son de suma gravedad física.

Hoy en día la mayoría de los portales de los Bancos y Sofoles tiene simuladores de crédito, puedes utilizarlos para conocer de forma fácil y rápida el costo del crédito hipotecario, antes de iniciar cualquier proceso ante alguna Institución, o en su caso puedes utilizar los simuladores de la CONDUSEF.

(http://portalif.condusef.gob.mx/condusefhipotecario/datos.php)

Leave a Reply