[email protected]
Propiedades en Oportunidad
Propiedades en Venta
Propiedades en Renta

Contrato de Arrendamiento

De conformidad al Código Civil del Estado de Jalisco, el arrendamiento se define como aquél contrato por virtud del cual, las dos partes contratantes se obligan recíprocamente; una de ellas, denominada arrendador, a permitir el uso o goce temporal de un bien; y la otra, llamada arrendatario, a pagar por ese uso o goce, un precio cierto.

La renta o precio del arrendamiento puede consistir en una suma de dinero o en cualquiera otra cosa equivalente, con tal que sea cierta y determinada o determinable al momento del pago.

Son susceptibles de arrendamiento todos los bienes que pueden usarse sin consumirse por su primer uso, excepto aquéllos que la ley prohíbe arrendar y los derechos de personalidad. Los bienes consumibles podrán arrendarse cuando se altere el destino natural del bien y se le dé otra aplicación que no lo consuma por su primer uso.

Los contratos de arrendamiento de inmuebles deben contener:

1.- El nombre del arrendador.

2.- El nombre del arrendatario.

3.- La descripción detallada del inmueble objeto del contrato.

4.- Las instalaciones y accesorios con que cuenta para su uso el bien arrendado.

5.- El estado que guarda el inmueble.

6.- La garantía que deberá otorgar el arrendatario.

7.- El destino del inmueble.

8.- El término del contrato

9.- El señalamiento de a quien corresponde el pago del servicio de agua potable y alcantarillado y demás servicios públicos estatales o municipales que estén relacionados con el objeto del contrato de arrendamiento.

10.- Las obligaciones que el arrendador y el arrendatario contraen adicionalmente a las establecidas en la ley.

Es importante considerar estos requisitos para la elaboración de un buen contrato, no obstante también hay que contemplar que la falta de alguno de ellos no invalida el contrato.

Leave a Reply